More

    Cuarteto Sharberg en la Nuit Blanche

    En una breve entrevista con Guillermo Esquivel, antes de su presentación en la Nuit Blanche 2019, tuvimos el chance de conocer un poco más sobre el Cuarteto Sharberg. Un cuarteto de cuerdas salvadoreño que fueron los encargados de dar el show de apertura y un show único junto a Cartas a Felice en el cierre del evento.

    ¿Me puede explicar sobre la historia del cuarteto?

    Somos un cuarteto de cuerdas, en la forma tradicional. Es decir, tenemos dos violines, una viola, y un cello. Estamos juntos desde 2015, pero tenemos nuestro rato de conocernos (hace ocho años) y somos amigos también. Estamos juntos aquí para interpretar la música juntos, pero más que nada para ser parte de esta tradición de música, un cuarteto, de hace más de 200 años. Entonces, en esta línea nosotros pusimos a estudiar con la música de Haydn, de Mozart, de Beethoven, etc. Estudiando el mundo de la música que un cuarteto debe estudiar. En estos días hacemos temporadas de conciertos, donde hacemos unos tres repertorios al año, y los hacemos en diferentes lugares, dentro y fuera del país.

    ¿Tienen algún compositor favorito?

    Yo creo que es bien personal, y por lo menos puedo hablar sobre mío. A mi me gusta la música más moderna, digamos del romanticismo para adelante, porque me gusta interpretar música nueva. Siempre estamos incluyendo en nuestros programas música que hoy en día es lo que se está tocando, porque es música de compositores vigentes, como Caroline Shaw. Además, Gilberto es un eterno apasionado para el romanticismo, por Beethoven para arriba, verdad, pero hasta Brahms, y lo mlestamos a Gilberto, siempre decimos que lo más moderno que escucha es Brahms.

    También teníamos algunas obras de compositores salvadoreños que hicieron música específicamente para cuarteto de cuerdas, y eso fue lo que nos motivó a cultivar esa música. Que la música salvadoreña puede ser más conocida por eso formato. Estamos hablando de obras del inicio del siglo 20, algunas hechas por compositores de San Vicente, otras de aquí, de San Salvador.

    En el 2018, teníamos la idea de grabar este tipo de música Salvadoreña, para nuestro primer disco, Ecos de Jaguar, que tiene música de compositores Salvadoreños y también interpretaciones de canción popular, o música folk de El Salvador.

    ¿Y hay algo sobre el cuarteto que sea curioso o raro que nadie sabe?

    Bueno, un cuarteto es como matrimonio, es decir, que es muy complicado. Siempre hay que cuidar las relaciones, y si no fuéramos amigos por mucho tiempo, el cuarteto se hubiera acabado hace mucho porque nos vemos las caras demasiado. Lo más difícil es que después de ir a una gira, nos decimos que no nos queremos ver hasta el otro año, y molestamos mucho con esto porque nos vemos demasiado.

    Pero lo bueno sigue a través del siguiente ejemplo. En la gira del 2016, el violista, que es el más viejo (también le fregamos por ser el mayor), tuvo un accidente con la moto a dos semanas de irnos, se había quebrado el pie, y teníamos que ir para arriba y para abajo en Europa. Al final, íbamos a cancelarlo, pero hicimos una cosa increíble que fue, ¡llevar la silla de ruedas! Y fue una locura, de verdad, andar con la silla de ruedas en las calles de Hamburgo, la Republica Checa, etc. Pero fue algo que solo podía pasar a través de ser amigos de tanto tiempo. Lo más lógico era decir, conseguimos otro violinista y nos vamos, pero como te digo, hay mucha hermandad en lo que hicimos.

    ***

    El Cuarteto Sharberg tiene una conexión tan fuerte con su país y su pueblo – buscan la música que no es tan popular en el mundo clásico, que puede servir como conexión entre la gente, el cuarteto, la música, la historia y la cultura del país.

    Este pasado 6 de abril, tuvieron la oportunidad de compartir su proyecto musical en la Nuit Blanche, tocando en la inauguración solo como cuarteto y en el cierre con Cartas a Felice. Expresaron que lo más importante fue tocar en el cierre con Cartas, porque habían pensado mucho en hacer una colaboración muy especial para la noche con ellos, con arreglos para las canciones de Cartas a Felice que fueron la sorpresa musical de la noche. Lo que los llena de emoción, tras haber compartido con el público que llegó a la Nuit Blanche.

    Por : Jeffrey Thiele. Abril 8, 2019.

    Destacados

    Un juego de seducción en el paraíso con Camelo

    0
    Son pocos los artistas que se arriesgan y juegan el todo por el todo creando conceptos musicales que antes no se podían apreciar en...

    FOX THE KID – ESCAPARME

    Dakriz – No parará