More

    Clément

    Esta vez, la Bulla nos llevó a entrevistar a uno de los artistas emergentes de la música nacional, hablamos del talentoso Ricardo Clement, quien nos cuenta un poco su vida y trayectoria musical.

    ¿Cómo inició tu relación con la música?

    Fíjate que la música y yo nos conocimos a los diez años, cuando empecé a tocar guitarra, y no sé, solo fue como algo que mientras iba aprendiendo me llamó un montón la atención. Como para tomármelo en serio porque realmente creo que aprendí muy rápido, me clavé un montón con la música.

    Fue bien chivo porque se dio naturalmente, desde que estaba bien chiquito, yo creo que ahí fue cuando de verdad me di cuenta que quería ser músico, en el trayecto en el que estaba aprendiendo a tocar guitarra.

    ¿Quiénes son tus influencias artísticas?

    Creo que desde chiquito influyó un montón mi papá, porque él es artista, entonces desde chiquito aprendí a pintar, a dibujar y luego fue que me llamó la atención la música. No sé, encontrando bandas, músicos por ahí [Se ríe]. En la tele cuando en MTV todavía pasaba música [risas] y en películas, viendo… no sé, Escuela del Rock o ¡qué sé yo!, cuando la vi de chiquito sí me llamó mucho la atención eso de la onda artística.

    ¿Cómo ha sido tu experiencia con Cartas a Felice y con Camelo?

    Pues, mirá, súper chivo, porque con Cartas empecé en 2016, hace casi cuatro años, entonces, ellos como que me forjaron, yo siento que ahí me ayudó un montón para formarme como músico ya en el área profesional, para verlo un poco más en serio y no solo como un hobby; fue un gran paso, entrar en esa banda para ir realizando las cosas que yo quería hacer.

    Con Camelo, fue diferente porque fui con los que empezamos la banda, o sea a mí me metieron y estuve desde el inicio con la banda. Lo cual es bien distinto, porque Cartas ya llevaba recorrido muchas experiencias y con Camelo fue desde cero. Han sido experiencias diferentes pero las dos son súper buenas, han salido un montón de oportunidades con cada una. Y es súper cool porque al final, como estoy en ambos proyectos siempre siento que me benefician algo, como persona y como músico. Entonces sí, es diferente, pero con ambas bandas han sido bien importantes para mi carrera.

    ¿De dónde surgió el nombre Clément?

    Ahh, esa pregunta es bien fácil porque mi nombre, bueno, mi apellido es Clement, jeje, soy Ricardo Clement y todo el mundo me decía Clement desde siempre. Entonces, lo único que hice fue agregarle una tilde, jajaja, en la primera e, porque originalmente así se escribe el apellido, y como que se ha ido deformando a través de los años en Latinoamérica [esta parte la dice con un acentillo muy divertido, que lastimosamente no se puede plasmas acá sorry bulleros)]; entonces, no sé, al final fue chistoso y ya la gente me conoció por Clément, entonces fue como, ¡ah!, es un buen nombre artístico. Y solo eso.

    Tus canciones tienen una atmósfera bien tropical, con toques noir pop en Recuerdos, pero ¿cómo describirías tú, la música de Clément?

    ¡Uff!, Buena pregunta. Pues mirá, la verdad es que SPOILER ALERT: el proyecto en sí, empezó como puro synth pop o noir pop, como lo llamaste, por ejemplo, y quería hacer cosas así bien experimentales. Pero la verdad, es que estas canciones las hice desde antes; por ejemplo, antes que empezara Camelo, las empecé en el 2017, a principios del año. Entonces, en el proyecto vengo haciendo un montón de canciones y hasta este año las pude sacar y varía un montón en los géneros, no es solo estos que he sacado.

    He explorado muchos géneros de los cuáles no manejo en mis otros proyectos, por decirlo así. Es decir que he estado haciendo varias canciones que son diferentes a los que ya hago con mis bandas. Fue más fácil hacer un proyecto solista donde pudiera meter todos esos tipos de géneros, al final en eso se basa el proyecto: explorar diferentes géneros de música.

    ¿Qué retos te has encontrado a la hora de entrar en la escena musical del país?

    Creo que me costó encontrarla, eso fue lo difícil. Fue por ahí en el 2015 que logré encontrar la escena musical, porque es muy poca la gente que consume música nacional y va a los conciertos; es un gremio bien chiquito, súper pequeño. Ahorita, gracias al cielo, ya está creciendo, pero cuando yo empecé a ir a conciertos tenía como qué, trece años, en 2013, jaja, por ahí. Y me enteré de que habían bandas acá, por un amigo que fuimos compañeros, en mi primera banda, él era el bajista, y antes de haber hecho una banda u otra cosa, me llevaba a conciertos, porque me dijo “tenés que conocer la música de acá” y te hablo de ir a ver a Voltar tocar con no sé, Easy Easy cuando venían y así.

    Pues creo que eso fue como encontrar la escena y después poner tu proyecto y hablar con la gente indicada para poder estar en completa conexión con la escena que es algo difícil de encontrar porque muchos no saben que existe. La gente que conoce nos enseña música si tenemos suerte de aquí. Si yo no fuera músico, difícilmente me voy a enterar de una banda nacional porque no es lo que me ponen los medios todo el tiempo. Pero,

    ahora ya se están dando a conocer las bandas de acá y eso me alegra demasiado, como no tenés idea.

    ¿Algún momento que recuerdes de tu carrera? que te haya marcado o hecho tener una epifanía.

    Hay demasiados, demasiados recuerdos jajaja. Quiero ver… pues yo creo que depende del tipo de situación, como si haya sido en un concierto o fuera de ello. Hay muchos, pero no soy bueno con la memoria para ser honesto.

    En algún concierto, tal vez en México. Ahh, me acuerdo perfectamente en 2017 tocamos en Ciudad de México con Cartas en un venue que se llama “La Capilla de Los Muertos” y yo recuerdo que ese concierto lo disfruté demasiado, fue un toque como para 50 personas: era un venue súper bonito, el background estaba súper chivo y sonamos súper bien, y estaba lleno y la gente bailó y todo, y en aquel entonces fue como el concierto que más había disfrutado para el momento, hasta ese tiempo eso era lo más wow que he tenido. Creo que eso me marcó porque fue como: «ok, así se siente un concierto» bien lleno de energía y conexión con el público.

    Y después, claro, ya fui tocando en un montón de lugares y conciertos más grandes. Ese puede ser un momento bien bonito que recuerdo un montón. O trabajar con Daniel Me Estás Matando para grabar el disco de Cartas a Felice, eso me marcó también porque aprendí un chingo de producción musical y un montón de cosas. Y trabajar con gente que admiró un montón.

    ¿Tienes algún artista con quien te gustaría colaborar en el futuro?

    Uff! Tengo demasiados jajaja. Si hablamos solo de artistas latinoamericanos me gustaría mucho, mucho colaborar con varios: hay una banda que me fascina de Ciudad de México que se llama Ramona, me encantan, soy fan de ellos, me gustaría mucho trabajar con ellos y bueno te puedo dar un sinfín de nombres; me gustaría trabajar con Caloncho, que ya lo conocí por cierto, pero no he tenido la oportunidad de conocerlo en un ambiente musical, como para trabajar algo, sería increíble; Alex Ferreira, también, pude hablar con él pero espero algún día se dé; Natalia Lafourcade, me encantaría trabajar con ella; incluso León Larregui, soy muy fan de su trabajo como solista, estaría súper cool.

    Hay demasiados artistas buenos, creo que más que todo están concentrados en México y de ahí, he escuchado demasiados artistas buenísimos. Por ahí va la onda, la escena de los últimos 15 años en México

    ¿Cuál es tu proceso para crear tus canciones?

    Esto es bien chistoso, porque para mí siento que no hay un proceso definido, porque igual si lo hubiera siento que fuera como que “qué aburrido, ¿no?”, siento que la música no deja de ser arte y el arte es espontáneo, algo hermoso que nada más sale, ¡pum!, de tu mente.

    No sé si todo el mundo, pero creo que a la mayoría nos ha de pasar igual, pues sale de la nada, sabés, puede ser que algún día esté tarareando algo y una melodía me guste un montón y la grabe (siempre ando mi celular a la mano y puedo grabar ideas) o se me ocurre algún verso y empiezo a construirlo o estoy tocando la guitarra y se me ocurre una armonía súper bonita, o una producción armónica y me encanta. Qué sé yo, incluso puedo estar «trasteando» algo, jaja, en un programa para grabar música y ahí sale algo también.

    Es súper aleatorio, no sabés cómo de algo puede surgir una canción y eso es lo bonito y por eso me gusta explorar diferentes géneros y diferentes maneras de componer, así no me aburro y no hago un proceso formal, sino que siempre es como espontáneo.

    Participaste en el concierto de Porter este 6 de julio (¡Qué emoción!), ¿qué significa para ti estar ahí después de trabajar en tu material?

    ¡Ay, pues fijate que para mí es wow, no tenés idea qué grande el honor de poder compartir escenario con Porter! Que es una de mis bandas favoritas de la escena musical latinoamericana, cabe recalcar eso, que soy súper fan de su trabajo, me encanta desde hace años y poder trabajar con ellos es como otra cosita más a la lista.

    Es súper bonito porque siento que el esfuerzo que uno hace se retribuye de una manera súper chiva, porque poder participar con una de estas bandas tan importantes, al menos en lo personal para mí son súper importantes, los veo como un referente de la música latinoamericana porque están haciendo cosas que nadie más está haciendo, y eso es bien difícil y por eso los admiro un montón. Trabajar con ellos para mí significa estar realizado.

    ¿En cuanto a la estética de portadas y esencia personal qué personas te influencian?

    ¡Ay, qué bonita pregunta! Pues fijate que a mí me encantan un montón de artistas visuales y fotógrafos, creo que un fotógrafo que me ha gustado mucho su trabajo últimamente se llama Matt Sav, creo que es australiano, es muy bueno.

    Considero que para mi esencia personal, algo que influye un montón es que yo trabajo con Paula Rivera, mi gran amiga, fotógrafa, buenísima; ella siempre tiene ideas increíbles, yo solo llego con una idea o incluso a veces no tengo la idea en concreto y le digo “hagamos algo, hagamos la foto” y a ella siempre se le ocurren cosas que ¡wow! Por eso yo solo le digo “te lo dejo a ti, vos hacé lo que querrás” porque es buenísima, creo que ella tiene un montón de influencia sobre mi estética.

    Ella ha formado un gran papel en la parte visual de mi proyecto, le debo la vida porque a mí me encanta su trabajo, en serio. También varias cosas, como un montón de películas que me encanta la estética y puede no ser una foto, veo algo en la película y me encanta, lo anoto y eso ya se lo paso a ella. Siempre trabajo con ella, me gusta mucho, ella tiene mucha influencia sobre mi estética, es bien cool, soy fan de su trabajo, en serio, es buenísima.

    Ya tienes un par de singles y conciertos agendados, ¿qué más se viene de tu parte, Clément? Estamos emocionados por saber.

    ¡A ja jay, qué bonito! Pues yo estoy emocionadísimo por todo lo que quiero hacer este año con el proyecto, se vienen más canciones, espero de verdad, poder seguir tocando en más eventos como este acá. Tal vez no tan seguido, porque sí estoy bien ocupado jajaja, con Cartas a Felice y Camelo, siempre tengo que estar partiéndome en dos para poder trabajar con ambos proyectos y, la verdad, este proyecto me fascina y quiero llevarlo a su tiempo. Pero sí, ya tengo un calendario preparado para canciones este año, así que sí, les  puedo asegurar que se vienen más canciones y sí, más videos también. Así que yo también estoy bien emocionado por saber qué viene este año. A veces salen cosas que ni tengo planeado y termina siento algo súper chivo, así que a ver qué nos departe la vida en esta mitad del año que queda.

    ***

    Aquí tenemos una probada de este maravilloso proyecto emergente, que no cabe duda que seguiremos escuchando, seguros que pondrá en alto la música nacional. Una propuesta novedosa y con mucho «feeling», que te pone a bailar y gozar, ¿quién no se meneó bajo las luces y entre la atmósfera astral que puso Clément al abrir el escenario para Porter el pasado sábado 6 de Julio?

    Pueden encontrar más sobre Clément en su canal de YouTube, Clément; en su Instagram, @soyclement; su Facebook page, Clément y por supuesto Spotify como Clément.

     

    Destacados

    Un juego de seducción en el paraíso con Camelo

    0
    Son pocos los artistas que se arriesgan y juegan el todo por el todo creando conceptos musicales que antes no se podían apreciar en...

    FOX THE KID – ESCAPARME

    Dakriz – No parará